Porque nada importa… SOLO ESTAR JUNTOS

A sólo unos días del final de 2014, llega una nueva “Crónica de un Reencuentro”. Esta vez escrita de una manera distinta, porque no va a ser una única persona quién la describa, sino varias (aunque no todas las que estuvieron)!!

Y es que en este grupo ya nadie es uno solo. Somos PIÑA. Y como tal pensamos y sentimos.

01 (1)-3

Dejando de lado los detalles básicos como camas y compra, por ganar tiempo más que otra cosa, es la primera vez que NO ORGANIZO un plan y dejo tanto espacio a la improvisación. Y es que hay momentos y personas con quiénes esa es la mejor manera de funcionar, porque nada importa. SOLO ESTAR JUNTOS.

Y a pesar de no tener nada organizado, diría que hemos vivido una cantidad tremenda de cosas. Desde peleas a la puerta de algún bar (protagonizadas por la persona menos esperada) hasta estudio de exámenes, pasando por comilonas, amigo invisible, largas conversaciones de cocina, visitas sorpresa, paseos por un Madrid abarrotado de gente, resacas de infierno, pre-celebraciones de cumple, excursión a Toledo, bailes y competiciones de tenis con posteriores agujetas… Por eso, no imagino mejor manera de empezar el último mes del año. (Aunque hayamos tardado un poquito más en describirlo).

13

Nos faltaron integrantes, pero seguro que no tardaremos en volver a reunirnos. Por ahora, esta es vuestra/nuestra manera de sentir esos días:

“Genial! Impresionante la conexión que sigue habiendo en esta piña. Las sensaciones que se crean, la necesidad que tenemos de vernos y juntarnos por el aporte de vitamina G, fantástica para el ánimo, para la motivación, para la comprensión, para el poder sentirnos nosotros mismos sin miedo a ser juzgados! Y por supuesto, para la diversión, que siempre está asegurada! Gracias a todos por seguir siendo parte de mi, una parte profunda que ha echado raíces que no paran de crecer y hacen que con vuestra luz estén continuamente floreciendo. ¡¡¡¡¡Os quiero!!!!!!”  MAPI

“Y en ese momento es inexplicable lo que ocurre. No les veo desde hace meses, y siento ese cariño, ese orgullo de ser su amiga, de poder contar con ellos. Y esas ganas de comerme el mundo. Porque se que nos lo comeremos por separado, pero volveremos a hacerlo juntos. Por eso digo que no puedo explicar lo que es ganar a una familia tan grande” CLAUDIA

“En estos dos días estupendos que paso con vosotros, vuelvo a revivir sensaciones… los momentos que nos unieron, me río de nuevo al recordar frases como “¿quién tiene la llave?”, “¡iros a un parqueeee!”, o “tromboligo “, pero es que ¿sabéis qué? Sonrío en Valencia al acordarme de vosotros, aunque no os vea ni las escuche… Hay algo que siempre nos acompañará, la conexión permanece a pesar del tiempo y la distancia. Os miro cuando estamos en los sofás en casa de Ale, o sentados para tomar algo o cenar, y pienso que volvería a apuntarme con vosotros a cualquier proyecto solidario en el 5 pino. Los que estáis y los que no han venido. Sin dudarlo. Porque tengo la certeza de que vamos a seguir siendo un equipazooooo. Sois muy grandes… tanto como para hacer agradable la espera de 1 y hora y media para que nos traigan unos bocatas en un bar de Toledo, en el que espero no toque la lotería. Seguimos”  MIGUEL

“No tiene sentido contar qué hicimos, ni cuánto bailamos ni cuántas veces se escuchó el “8 cañas por favor”. No tiene sentido porque nadie lo entenderá… Y es que cada vez tengo más claro que el “qué” y el “dónde” pasan a un segundo plano cuando el “con quién” es tan especial que se convierte en el único protagonista.” PALOMA

“Como cada X tiempo se repite… Vuelta al reencuentro, a las charlas interminables, a recordar anécdotas y contar proyectos e historias que estarán por venir. Todo ello aderezado con planes y ratos de ocio de lo mas distinto… Pero ya sea aquí como en la china mandarina o en el lugar más extraño que uno se pueda imaginar parece que el tiempo no ha pasado. Llega un momento en que se detiene y parece todo normal, fluye natural… Ya puedes ser un poco más viejo, un poco más sabio o más ganso,que da igual las circunstancias de cada uno… El detalle del asunto es que volvemos todos con la misma idea que una vez formó a un grupo de personas muy capaces y con un mismo objetivo y eso, aunque suene pedante, nos hace grandes.” PABLO

“No hay quinta mala, dice el refrán. Ni sexta. Ni séptima… Porque cada una es diferente. Cada vez es una historia nueva. Y sin mirar atrás yo ya miro hacia la siguiente, que pronto habrá que contar en pasado. Y también se que no será la última.” RAMIRO

21 (26)

Morriña

Van llegando, van llegando… Poquito a poco las descripciones de reencuentros que os pido a vosotros que escribáis van llegando. Unas se hacen de rogar más que otras, pero al final siempre merece la pena porque, como acabo de hablar con el autor de esta última, lo que más me gusta de todo es comprobar los estilos tan distintos que tenemos de escribir cuando hay sentimientos de por medio.

Así que… GRACIAS Rami, por acercarnos a esa sensación de “morriña” que nos invade cada vez que volvemos a separarnos o que pensamos en momentos compartidos. Es un placer recorrer la geografía nacional sólo para convertir un segundo en una eternidad, para volver al lugar donde siempre nos sentimos bien… =) Gracias incluso por tardar en escribir esta crónica, porque así, un mes después de haber vuelto de nuestra última reunión, la revivimos!!!

Zaragoza, Madrid y al fin Galicia. Teníamos tanta ilusión de enseñaros nuestra tierra que no paramos hasta que conseguimos traeros. Alguno ya había estado, pero la mezcla de esta amistad, de morriña, de saudade… lo hace indescriptible. No dejé de sonreír un solo momento y sí, era porque esta vez estabais en nuestra casa.

coruña 1

Intentaré explicaros lo que sentí a través de una palabra que describe este lugar tan hermoso que es Galicia.

Con la primera bienvenida se sentía ya que había llegado el momento. Ese reencuentro tras meses de espera con una persona que irradia ilusión como ninguna, Abir. Historias, visitas, y una pequeña espera para que al día siguiente comenzaran los abrazos y las anécdotas por venir. Allí estabais como no podía ser de otra manera unidos, como si os conocieseis de toda la vida, como auténticos amigos.

coruña 2

Y como hay que aprovechar el tiempo al máximo ahí comenzó todo: comidas, risas, imprevistos, bebidas, juegos, piscina,… ¡y a veces todo al mismo tiempo!

coruña 3

Una gran cocinera que nos trajo una delicia para adelantar la siguiente parada [y os aseguro que no será la última] en Mallorca. Tras eso, visita a la plaza de la heroína de la ciudad callejeando por Coruña y llegó el momento de la fiesta, que no podía terminar sin imprevistos durante la noche.

Casi siempre los mejores planes son los que se improvisan y esta vez no iba a ser menos. Unos trozos de papel con números…¡y a jugar! Hubo bebida, hubo humo y como no, llegaron las anécdotas.

Gracias por esos momentos inolvidables. 

coruña 4

Más de lo mismo al día siguiente. Qué placer despertarse rodeado de esta familia. Más buen tiempo y seguimos a lo nuestro. Qué magnífica tarde entre churrasco, piscina y crema de orujo. Esos pequeños placeres de la vida que bien conoce nuestra queridísima Mapi 😉

coruña 5

No puedo terminar sin explicaros lo más importante

Sólo si habéis querido volver al lugar donde siempre os sentís bien y habéis deseado reencontrar una pasión

Sólo si habéis comprendido que el tiempo puede ser más tiempo, y habéis convertido un segundo en una eternidad

Sólo si habéis disfrutado con una forma de vida unida y con descubrir el carácter de unas gentes y de una tierra auténtica

Sólo si habéis sentido la esencia de esto

Sabréis qué es morriña.

¿La sentís?”